TRUCO O TRATO

Un hombre de túnica negra con cabeza de calabaza se sentaba todos los 31 de Octubre en una banqueta en la noche en el parque de su vecindario.

Pasaban los niños delante de él y les decía “truco o trato”, los niños se acercaban a él. Tenia  una canasta llena de chocolates surtidos, galletas con relleno, caramelos, paletas y gomas de todos los colores.

Era el Sr. Pedras, un vecino del barrio muy agradable de trato , su esposa la Sra. Magnolia siempre colaboraba con todos los vecinos, decoraba su casa muy linda en cada fiesta especial y esta no era una excepción.

A los niños les encantaban los dulces que el Sr. Pedras les regalaba en Hallowee ganándose así  la amistad de todos los padres del vecindario.

Cada mes realizaba un almuerzo en su casa e invitaba a todas las familias, contrataba muchas consolas de Playstation para que los niños jugaran, hacia juegos para los más pequeños, les regalaba juguetes y disfraces.

Su mesa era “la mejor” tenía todo lo que normalmente los papás no les querian dar a sus hijos porque no era saludable.

El Sr. Pedras no tenía hijos pero era muy divertido: jugaba videojuegos con los chicos , se metía en el saltarín con los más pequeños, hacía burbujas para que todos corrieran detrás de ellas, se disfrazaba y jugaba a las chapadas.

Hacia dos meses que  se había mudado la familia Candor a este vecindario con sus hijos: Efraín y Alicia, a quienes les  fue fácil entablar amistad con los otros niños.

Ese día también habían ido a pedirle caramelos al Sr. Pedras.

Efraín le contaba a sus padres que era una persona muy atenta ,se preocupaba que todos los niños estuvieran contentos. Alicia les decía que las paletas de caramelo que invitaba, eran las más ricas que había probado.

Sus padres se sentían muy contentos de sentirse aceptados por este cálido vecindario.

Alicia y Efraín regresaban siempre juntos del colegio , mientras caminaban a Efraín le llamó la atención un camino que aparentemente terminaba ahí pero parecía que algo había atrás.

 -Alicia, anda avanzando voy a mirar ¿qué hay detrás de esto?-

-Efraín tu siempre con tus distracciones , iré  avanzando- le dijo su hermana.

Nadie sabía que el Sr. Pedras había construido una pequeña cabaña en la copa del árbol oscuro, un árbol viejo al cual se llegaba por un camino estrecho en donde no había pasto y los pocos árboles que quedaban cubrían el camino, pareciendo que no había nada después.

Efraín en su deseo de descubrir cosas nuevas llegó a este lugar, le llamó la atención lo bien construida que estaba. Al pie de este  árbol se encontraba un río en el cual estaba anclada una chalana vieja y de la cabaña colgaba una empinada escalera para subir a ella. Todo estaba muy tranquilo y Efraín decidió trepar la escalera para conocerla.

Mientras subía con entusiasmo sintió una mano que lo cogio y no lo dejo subir.

Petrificado volteó y sintió un alivio cuando descubrió que era el Sr. Pedras.

-Hijo qué haces acá, te puedes caer- le dijo.

-¡Ah! Sr. Pedras me asusto, solo quería ver la cabaña por dentro- le dijo.

-Te cuento que es una sorpresa que les quiero dar a todos los niños, tú eres el primero que lo sabe, pero no puedes contarlo, es un secreto entre tú y yo- le dijo.

-Esta bien no dire nada, ¿puedo subir para conocerla?-le respondió.

-Todavía no , tienes que vencer 3 retos para formar parte de este club –le dijo el Sr. Pedras.

-¿Club?-le preguntó Efraín absorto.

-Si ,exclusivo solo para los más valientes del vecindario-

-¿Qué es lo que tengo que hacer?-le preguntó.

-Cada semana te iré dando un reto, si los cumples tu serás el primer miembro, luego le iremos diciendo a tus amigos, uno por uno-le respondió el Sr. Pedras con entusiasmo.

-Te espero este Lunes después del colegio para darte la primera instrucción-le dijo.

Efraín  se sentía muy feliz de ser el primero de todos los niños  que supiera este secreto.

Ese fin de semana no pudo dormir, solo esperaba que fuera Lunes para estar ahí.

 Efraín llegó a su casa del cole como de costumbre, era la primera vez que le mentía a su madre: – Mamá tengo que ir a estudiar a la casa de Hugo, tenemos que hacer juntos un trabajo de matemáticas-

-Esta bien Efraín,  si es para estudiar a buena hora- le dijo su madre.

Cuando llegó a la cabaña, el Sr. Pedras ya lo estaba esperando.

-Lo primero que haremos Efraín es trabajar, aquí he traído unas maderas para cortar leña, me tienes que ayudar a hacerlo-le dijo.

Efraín estaba emocionado, su padre nunca lo dejó cortar leña por temor a que se corte.¡Ahora lo estaba haciéndo!

Estuvieron cortando por espacio de 1 hora. Ambos habían sudado mucho y estaban cansados.

El  Sr. Pedras le invitó agua limpia de un bidón.

En la base del árbol había un caño que este había colocado.   Al costado, una tina vieja  grande con un recipiente adentro y rodeada de una cortina mal puesta alrededor.

 El Sr. Pedras le dice a Efraín:- hijo, estás muy sudado, puedes bañarte con ese tazón en esa tina, yo mientras tanto subo a arreglar unas cosas-

Efraín dudó en bañarse , ¿pero que le diría a su madre si lo veía así? se daría cuenta de que la había engañado. Mientras se echaba el agua fría sobre su cuerpo el Sr. Pedras lo miraba desde una pequeña ventana de la cabaña con un telescopio, enfocándose en esas partes que ningún padre quisiera que vean de sus hijos.

Inocentemente Efraín se vistió , llamándolo:

-Sr. Pedras, ya me cambie , ¿Dónde está ?-

Bajando las escaleras le dijo:-Ah ya veo que estás listo, ¡pasaste el 1er reto!-le dijo el Sr. Pedras.

Efraín estaba muy emocionado, chocó manos con el sr. Pedras y le preguntó:¿Cuándo voy a hacer el segundo reto?, que sea rápido, ¡por favor!- rogándole .

-Esta bien, ¿Qué te parece este Viernes a la misma hora?, pero eso si, no le puedes decir a nadie sino descalificas-le dijo seriamente.

-No lo haré- le respondió.

Llegó a su casa muy emocionado, solo quería que fuera Viernes, era mucho tiempo, tenía que esperar.

Ese día Efraín llegó listo para enfrentar el 2do reto.

El Sr. Pedras lo recibió amablemente: -Efraín, eres bien persistente y muy inteligente, te comento que hoy el reto es más difícil que el anterior, ¿ves esa chalana que está al lado del Río? –

-Si señor-le dijo Efraín.

-Tu vas a remarla y yo voy a estar detrás tuyo guiándote, si logras dar una vuelta en círculo pasarás el reto-le dijo.

-Creo que si puedo hacerlo – dijo entusiasmado.

Mientras Efraín trataba de sincronizar los remos ,el Sr. Pedras se había sentado detrás de él y se pegaba cada vez más al niño.

 En medio de tanta confusión Efraín logró remar.  Al dar la vuelta en círculo, no se sintió tan cómodo, el  Sr. Pedras estaba muy pegado a su trasero. De manera inconsciente lo empujó para atrás haciendo que el vecino casi caiga al agua .

¡Qué te pasa! -le gritó el Sr. Pedras fuertemente a Efraín.

– Nada señor, es que  Ud.me estaba empujando para adelante y pensé que me podía caer- le dijo.-

-¿Cómo quieres que te enseñe, si no atas ni desatas?-le preguntó molesto.

Efraín se puso a llorar y le dijo: -perdóneme no fue mi intención , quiero pasar al último reto no me castigue, por favor-

-Está bien, no me hagas dudar de tu inteligencia, acuérdate que este es un secreto si lo cuentas pierdes-le respondió amenazante.

-Si señor lo se, gracias- abrazándolo .

-El 3er reto Efraín es mañana, como es Sábado, te vas a levantar  a las 5 am y me buscas, yo acá estaré –le dijo el Sr. Pedras.

-¿Porque tan temprano?-le dijo Efraín dudoso.

-Ah, es una sorpresa, el reto final tiene que tener ciertos sacrificios-le respondió riendo.

Efraín estaba tan entusiasmado que se levantó a las 4 am, como dormía solo,  le era más fácil salir de su casa. La espera de esa media hora fue eterna para él , tanto así que llegó antes de la hora al lugar.

Al parecer el Sr. Pedras también había madrugado, ya estaba esperándolo.

-Eres un muchacho de palabra, ¡eso es bueno!-  dijo dándole pequeños golpes en la espalda.

-Mira , en este reto vamos a subir a la cabaña, pero solo verás una parte, la otra la verás cuando lo hayas logrado-le dijo.

-Ya ,ya,dígame – le dijo Efraín con emoción .

Subieron a la habitación, era muy pequeña , tenía un colchón en el suelo, linternas y había colocado una computadora en una pequeña mesa, que al parecer tenía una cámara. Efraín observaba la compu y viéndola con batería, sabía que no había luz, sin embargo tenía un conector puesto que podía tener acceso a internet.

-Asu, Sr.Pedras, esto es como un escondite secreto-le dijo entusiasmado Efraín.

-Como es secreto, vamos a hacer cosas secretas- le dijo riéndose.

-¿Qué cosas secretas?-respondió dubitativo.

-Ahorita  empezamos- dándose la vuelta y corriendo una cortina negra que más parecía una manta.

Salió con el torso desnudo y con un pantalón rojo de satén con un elástico en la cintura, dándole a Efraín uno igual para que también se lo ponga.

-¿nos vamos a disfrazar?- así es.

-Si, de un personaje maligno-le dijo con sorna.

Este juego ya no le estaba gustando, al Sr.Pedras lo veía raro, lo miraba de una manera extraña.

-Sr. Pedras, no me gusta este juego-le dijo Efraín con inocencia.

-Ya sabía que te ibas a acobardar, definitivamente no podrás formar parte del club-le respondió el Sr. Pedras decepcionado.

– No, no Sr. Pedras, pero disfrazarme de algo maligno me da mucho miedo-le dijo.

– No te asustes, solo ponte ese pantalón que  es  igual al mío .

 Lo primero que voy a hacer es bromearle a la cámara de la computadora y luego tú harás lo mismo, ¿de acuerdo?-le dijo.

-Esta bien- asintiendo Efraín mientras se colocaba el pantalón en el baño.

El Sr. Pedras comenzó a hacer muecas a la cámara y Efraín hacía lo mismo, entre broma y broma el Sr. Pedras se bajó el pantalón poniendo el trasero hacia la cámara.

Efraín que estaba riendo sin parar hizo lo mismo también  a la cámara.

El Sr. Pedras miró de frente a la cámara y sacó su pene erecto moviéndolo como si fuera una manguera y estuviera regando.

Efraín hizo lo mismo , le hacía gracia ver al Sr. Pedras haciendo ese ademán , además nunca había visto a su padre desnudo, el ver al Sr. Pedras así le llamaba la atención .La cámara continuaba filmándolo.

El Sr. Pedras se echó en la cama, se colocó un gorro de payaso y soplaba un pito de serpentín  mirando a la cámara riéndose.Te toca a ti Efrain- le dijo.

 Este se echó e hizo lo mismo haciéndole un guiño a la cámara.

El pedofilo apagó la cámara y le dijo:-Efraín estoy muy orgulloso de ti, ¡has logrado entrar al club!

Efrain se sentía muy feliz y vino la pregunta esperada:-¿puedo conocer el otro lado de la habitación?-

El sr. Pedras le dijo: -¡mírala!-

Efraín se acercó a esa parte de la habitación  la cual estaba separada por una madera.

 Al verla, se decepcionó , era otra cama con una computadora al frente, como la anterior.

-No entiendo Sr. Pedras si va a tener lo mismo que en la otra habitación, ya no es divertido-le dijo.

-Si es divertido, mira- le dijo prendiendo el televisor y tirándose a la cama .

-Ven, siéntate aquí a mi lado-

-¿Para que Sr.?- le preguntó Efraín nervioso.

Se comenzó a reproducir un video en el cual salían niños teniendo sexo con adultos.

-¿Te gusta?- le preguntó el Sr. Pedras a Efraín.

Efraín no sabía que responderle, se quedó paralizado, el pedofilo empezó a mirar morbosamente las imágenes y al ver su distracción, Efraín salió corriendo de la casa, bajando las escaleras a toda velocidad y tirándose al suelo para llegar más rápido a su casa.

-¡Auxilio, socorro!- gritaba mientras el Sr. Pedras lo perseguía, si pasaba la maleza lo verían y todo se descubriría.

El tiempo había pasado muy rápido, estaba oscureciendo, la Sra. Candor se comenzó a preocupar: -Alicia, acompáñame a la casa de Hugo a buscar a Efraín, es tarde-

Al llegar a la casa de Hugo descubrió por la mamá de éste , que no había  estado yendo a estudiar ahí.

Esto la inquieto tremendamente a la Sra. Candor, quien se puso a llorar sobre el hombro de Alicia.

-No entiendo, donde puede estar, ¿Por qué me ha mentido?-le dijo a Alicia.

-Mamá la vez pasada que regresaba del cole con Efraín , él se fue por un camino para investigar si tenía fin o no-le respondió Alicia.

-¿Dónde está ese camino?-le preguntó su madre.

-Acompáñame está más arriba-le dijo Alicia.

Mientras tanto la distancia se acortaba entre el Sr. Pedras  y Efraín . Al ver que ya casi lo iba a atrapar cogio  piedras del camino y se las empezó a tirar.

-Eres un pobre diablo, ahorita caerás en mis manos y no tendrás labios para contar nada-le dijo el Sr. Pedras.

Efraín corría con todas sus fuerzas, su corazón latía rápidamente, sus labios se estaban secando y comenzaba a perder el aliento. En ese momento el pedofilo se tropezó con una grieta del camino y cayó, dándole ventaja a Efrain, quien logró pasar los matorrales y vio a lo lejos a su madre y su hermana acercarse a él.

-Mamá, Mamá- gritó con desesperacion Efraín.

-Efraín , me tenías asustada ¿Qué haces ahí?. ¿Porque me mentiste?-le dijo.

Efraín lo único que pudo hacer fue abrazar a su madre y ponerse a llorar.

En ese momento apareció el Sr. Pedras, quien cambió su expresión al encontrarse con la Sra. Candor y su hija.

-Buenas noches Sra. Candor, estaba persiguiendo a Efraín porque se estaba llevando una billetera de mi propiedad, devuélvemela Efraín, por favor- le dijo.-

-Es mentira mamá , es malo, me mintió, me estuvo enseñando videos de sexo con niños y yo solo quería conocer su cabaña en el árbol.-le decía mientras lloraba asustado.

-¿Qué cabaña?- le dijo Alicia.

-La que tiene escondida detrás de estos arbustos-le dijo Efraín.

Alicia se adelantó a atravesar los arbustos y el Sr. Pedras no la dejo.

-Adonde vas niña, esto es propiedad privada-La empujó molesto.

-¿Qué le ha hecho a mi hijo?-le dijo la Sra.Candor.

-Nada Sra. Candor, nada, él se está haciendo, le ha mentido, también está mintiendo sobre mi, ¿no se da cuenta?, yo soy un buen hombre- le respondió cínicamente.

-Si está mintiendo Efraín,  ¿Por qué no nos quiere enseñar su cabaña?-le respondió.

-Pasen adelante, tienen mi consentimiento-le dijo.

Al ingresar, efectivamente estaba la cabaña sobre la copa del árbol, la Sra. Candor ya se había dado cuenta de las mentiras del pedofilo.

-Sr. Pedras, nos estamos retirando, voy a conversar con Efraín, lo veo muy indispuesto y nervioso- le dijo.

Mientras caminaba con sus dos hijos tenia la sangre paralizada, tenía temor de que el Sr. Pedras les hiciera algo.

¿Cómo iba a hacer para desenmascararlo?, la voz de Efraín tenía que ser escuchada, él estaba sufriendo.

Al llegar a casa Efraín se prendió de su madre y comenzó a llorar con desesperación.

-Hijo, nos tienes que contar todo lo qué pasó, estamos contigo, nada te va a pasar-le dijo su madre.

-Yo tengo la culpa mamá, les mentí, busque al Sr. Pedras, le rogué entrar a la cabaña, quizás por eso me ha pasado esto-le dijo Efraín llorando con angustia.

-El habernos mentido no está bien, ¡pero no te confundas!lo  que te ha pasado es por inocente y este Sr. Tendrá que ser evidenciado por el bien de todos los niños del vecindario.

La Sra. Y el Sr. Candor fueron a la comisaría con Efraín y sentaron la denuncia contra el Sr. Pedras.

Cuando la policía llegó a su casa, él y su esposa ya  no estaban, fueron a buscarlo a la cabaña y tampoco estaba ahí. Había huido, como hacen los cobardes.

La policía empezó a investigar la cabaña y encontró los videos donde Efraín había sido grabado. Además aparecieron otras tomas en donde estaban 3 niñas del mismo vecindario,que también habían sido grabadas mostrando ciertas partes de su cuerpo.

La policía fue a hablar con sus padres y las niñas contaron esta verdad oculta, que por temor habían guardado en su inocente mente.  

FIN

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí