COMPRENDER PARA NO PERDER

 

 

Jose 45 años

Soy  padre de tres hijos, dos hombres y una mujer,  una bella esposa a quien amo mucho.

Nuestro hijo, el mayor, siempre fue  y es muy inteligente, un poco tímido y termino el colegio ocupando el primer puesto de su promoción.

Aplicó a la beca 21 e ingresó a una universidad de prestigio para estudiar medicina.

Durante su carrera ha sido un excelente alumno, muy sociable, tiene su grupo de amigos y amigas. El año pasado a un año de acabar su carrera nos confiesa que es homosexual.

Fue y es muy duro aceptar su orientación sexual, cada vez que hablo con él del téma se me sube la presión. Mi esposa a raíz de la noticia está con una depresión de la cual le está siendo muy difícil salir.

Tenemos mucha pena y vergüenza por él, no lo hemos comentado con nadie.

Luego de esta terrible noticia se mudó a un departamento con “su amigo” un estudiante 2 años menor que él de su misma facultad.

La verdad mi esposa y yo hasta ahora no entendemos nada, a veces ella piensa que debió estar más pendiente de él, yo en cambio lo llevé a un psiquiatra quien me respondió: “es su opción sexual y ud. debe respetarla”.

Lo que él nos contó es que cuando tenia 12 años ya sentía atracción sexual hacía algunos amigos, se volvió el confidente de muchas amigas. Sus amigos lo estimaban mucho, ya que les presentaba amigas bonitas. Nosotros al verlo rodeado de amigos y amigas nunca sospechamos nada.

Hemos ido a terapia con un especialista para que nos ayude a comprenderlo y aceptarlo como es y que pueda volver a casa, lo extrañamos mucho.

Gracias Jose por haber confiado en mí y poder compartir tu historia con otras personas que quizás estén viviendo lo mismo que Uds.

Así  como Jose y su esposa están tratando de aceptar y comprender  la orientación sexual de su hijo, a cualquiera de nosotros nos puede suceder lo mismo.

Lo único que puedo decirles es que si amamos a nuestros hijos tenemos que aceptarlos como son.  

Hay que hacer un esfuerzo, muchas veces, para comprender sus decisiones aunque hubiéramos preferido que tomen otras.

Si no comprendemos y aceptamos perdemos: el estar cerca a ellos, el poder compartir en familia, el recuperar la confianza y el diálogo.

Lograremos: armonía y amor en nuestros hogares ,elevando la autoestima de ellos por las decisiones tomadas.

Recuerda: LA FELICIDAD ES UNA DECISIÓN PERSONAL

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí